Nada es gratis en la vida

Nada es gratis en la vida.

Por Carlos Gonzalez Hernandez 

Nos gustaría recibir dinero sin trabajar. Quisiéramos estar delgados y comer en abundancia. Nos gustaría ser famosos sin haber hecho algo especial. Quisiéramos que nuestros hijos nos respetaran sin haber ganado su respeto. Nos gustaría ser admirados a pesar de nuestro mal carácter. Queremos beber y fumar  y tener buena salud. Deseamos reconocimiento de los compañeros sin haber hecho algo bueno.

Pero en el fondo sabemos que nada es gratis. Todo cuesta esfuerzo, tiempo, dinero, dedicación.

No se puede alcanzar la felicidad sin haber dominado al sufrimiento. No puedo ser cantante si nunca he vocalizado. No me expreso bien en público si no he practicado en público. No sé nadar porque nunca me he metido al agua.

Hay quienes se convencen que si tuvieran mucho dinero, todos sus problemas se esfumarían. Si esto fuera cierto no escucharíamos en las noticias acerca de personas ricas y famosas que se suicidan.

Mucha gente se quita la vida cuando el sufrimiento se vuelve intolerable. Sabemos que hay gente que sufre mucho. Generalmente es una especie de hueco, una falta de sensación. Es un dolor emocional que va creciendo. Nada les satisface, nada lo resuelve.

No existen las píldoras mágicas, no hay soluciones instantáneas. Un problema personal, familiar, económico, sentimental, intelectual… Cada situación requiere de hacer varios pasos adecuados al problema. Y para eso se necesita tiempo y persistencia.

Por supuesto que todos queremos ganarnos la Lotería, ser felices y tener muy buena salud.

Tal vez nunca ganemos la Lotería pero podemos ganar más dinero, mejorar nuestra salud y sentirnos mejor.