Controla la depresión.

Rollo May decía: “Depresión es la incapacidad de construir un futuro.”

En otras palabras, nos deprimimos porque no podemos fabricar un mañana. La persona está triste por algo que le pasó y muchas veces por algo imaginario que nunca ha sucedido.

Por supuesto que hay depresión cuando un ser querido se nos fue. Experimentamos la ausencia de la persona y no podemos ver un futuro.

Es didicil imaginar que nuestra vida será mejor en el futuro cuando alguien que estimamos se muere. Sufrimos y padecemos ese vacío que ha quedado.

Es en esos momentos de sufrimiento cuando la meditación se convierte en una herramienta indispensable para soportar la existencia.

La meditación hablada (guiada) puede disminuir esa depresión.